Date
Breast Cancer Ribbon

Posts Tagged ‘Argentina’

Científicos argentinos descubrieron qué proteína agrava el cáncer de mama

posted by:

Científicos argentinos del CONICET lograron identificar un nuevo agravante del Cáncer de mama de la mano de una proteína. Se llama ErbB2 y puede viajar hasta el núcleo de las células enfermas y disparar una descontrolada proliferación celular, contribuyendo a una metástasis.

Los investigadores ya habían comprobado este mecanismo in vitro y en ratones y, ahora, el estudio en humanos arrojó el mismo resultado.

Es una de las enfermedades más temidas, por lo silencioso de su aparición y lo sigiloso de su avance. También, claro está, por los números que ilustran su impacto en la población mundial a lo largo de la historia. En Argentina se producen al año unos 206 nuevos casos de cáncer cada 100 mil habitantes.

Sin embargo, desde hace algunos años, ha comenzado a dejar de ser un tabú en la sociedad, fundamentalmente gracias a las posibilidades no sólo de curarse, sino también de no enfermarse. En este sentido, la ciencia se erige como parte fundamental de la búsqueda por desentrañar los mecanismos mediante los cuales, en determinado momento, células anormales comienzan a multiplicarse hasta dar lugar a un tumor.

Y es aquí donde aparece el equipo de Patricia Elizalde, investigadora del Conicet en el laboratorio de Mecanismos Moleculares de Carcinogénesis del Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME), que a finales de 2010 descubrió el singular papel que cumple una proteína llamada ErbB2 en los casos de cáncer de mama, cuando se traslada al núcleo de las células malignas y dispara la expansión tumoral.

Aquellas conclusiones se volcaron entonces en una publicación de la revista Molecular and Cellular Biology, a la que recientemente le sigue otra que refleja el importante avance alcanzado en un nuevo estudio de 2011: mediante pruebas a pacientes, el equipo de trabajo pudo confirmar la relevancia clínica de aquel primer hallazgo.
Para comprender el tema de estudio de Elizalde y sus colaboradores, sirve repasar el intrincado proceso por el cual las células reciben información de todo el organismo mediante unos componentes llamados receptores -entre ellos, el ErbB2- que son proteínas que actúan como una especie de antena que capta los datos que vienen de “afuera” y los envía al interior de la célula.

En una persona sana, el ErbB2 permanece anclado en la membrana celular y, cada cierto tiempo, se ocupa de darle una señal a la célula para que se multiplique de manera ordenada, y luego otra para que se detenga.

En el hallazgo anterior, el grupo descubrió que en células de cáncer de mama en ratones, el ErbB2 se mueve desde la membrana hasta el núcleo y, una vez allí, ordena una descontrolada multiplicación celular.

En el segundo trabajo, quisieron comprobar la importancia clínica de encontrar eso mismo en tumores en humanos. Sus hallazgos mostraron que la presencia nuclear de ErbB-2 es un indicador de menor sobrevida: hasta ahora, en biopsias de cáncer de mama sólo se estudia el ErbB-2 localizado en la membrana, lo cual es una señal de mal pronóstico.

Las conclusiones de este grupo evidenciaron que la presencia nuclear de ErbB-2 es también un factor independiente de menos posibilidades de curación.
Con la colaboración de patólogos y oncólogos chilenos, el grupo realizó estudios con biopsias de 346 pacientes, tras los cuales confirmó que la localización de ErbB2 en el núcleo efectivamente se corresponde con un peor pronóstico.

“Desarrollamos un protocolo de identificación, y los resultados nos permitieron trazar una correlación entre la presencia del ErbB2 en el núcleo con una menor sobrevida de las mujeres en las que se lo detectaba, que tienen menos chances de responder a las terapias”, precisa Elizalde.

“La idea es lograr inhibir la entrada de este receptor al núcleo, para que no estimule la división celular. Lo importante es seguir avanzando en las pruebas clínicas, y encontrar un partner con alguna industria farmacéutica”, remarcó.

El trabajo, publicado a comienzos de este año en la revista de BMC Cancer, fue financiado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, el Conicet, y la Fundación Susan Komen for the Cure de Estados Unidos.

Aprueban en el país una droga contra el melanoma metastático

posted by:

La incidencia del melanoma, un tipo de cáncer de piel caracterizado por el crecimiento descontrolado de las células responsables de la pigmentación, estuvo ascendiendo en los últimos 30 años, por lo que el abordaje de la enfermedad genera nuevos desafíos. El más difícil de los objetivos fue desarrollar un tratamiento para el melanoma metastático, su forma más agresiva, considerada como una de la patologías oncológicas con peores pronósticos.

Si bien esta enfermedad es difícil de tratar, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) aprobó una nueva droga que, según los resultados de un estudio clínico en fase 3, mostró una mejora en la sobrevida de los pacientes. Se trata del ipilimumab, un anticuerpo humano monoclonal, clasificado dentro de las inmunoterapias para el cáncer.

Pese a que el melanoma en general es curable cuando es tratado en etapas tempranas, en fases tardías puede provocar la muerte en tan sólo un año. Es por eso que, en su forma metastásica, la patología es muy difícil de tratar. La opción quirúrgica no es la opción más elegida, ya que no siempre el tumor puede ser removido. En segundo lugar están la quimioterapía y radioterapia, que ayudan a destruir las células enfermas. Por último, se cuenta con la inmunoterapia, opciones que estimulan la repuesta del sistema inmunológico del propio paciente, para que éste identifica y destruya las partículas tumorales. El ipilimumab pertenece a este grupo.

La droga, a pesar de mostrar grandes beneficios, puede provocar reacciones adversas y fatales, al activar la proliferación de células T. Las más comunes son enterocolitis, hepatitis, dermatitis, dermatititis, neuropatía y endocrinopatía. Sin embargo, “muchos otros efectos colaterales fueron manejables e incluso mejoraron la sobrevida de pacientes con metástasis cerebral”, indicó el Dr. Axel Hauschild, profesor del Departamento de Dermatología de la Universidad de Kiel, Alemania.

“Participé de 55 ensayos para probar drogas contra el melanoma metastátito, y todos fueron negativos. El ipilimumab, por primera vez, mostró una mejora, por lo que debe ser considerado como un hito en el tratamiento de este cáncer”, opinó.

Este nuevo remedio fue probado en 676 pacientes con melanoma no extirpable y según confirmó la Dra. Gabriela Cinat, Jefa del Área de Melanoma y Sarcoma del Servicio de Oncología Clínica del Hospital Roffo, “se están incluyendo 36 pacientes argentinos en los ensayos clínicos”.
Un problema que acarrea desafíos

“Entre un 10 y 15% de los pacientes con melanoma desarrolla metástasis en los órganos y en la mayoría de los casos, las terapias no son eficaces por su toxicidad asociada. Por lo que todavía se necesita contar con más opciones para el tratamiento de la enfermedad en esta etapa”, indicó el Dr. Fernando Stengel, Jefe del Servicio de Dermatología del Centro de Educación Médica e Investigaciones Clínicas (CEMIC).

Pero también se debe trabajar en “la prevención primaria, es decir, adoptar medidas destinadas a evitar la aparición de una enfermedad, y en la prevención secundaria, lo que se traduce en un diagnóstico precoz y adecuado”, agregó.

Los factores de riesgo para desarrollar la enfermedad son tener piel blanca y sensible al sol; poseer densidad de pecas, además de pelo rubio o rojizo; tener un gran número de lunares ; contar con un historial de quemaduras de sol y exposición a camas solares; tener antecedentes personales o familiares de melanoma y por último, estar inmunosuprimido.

Cómo se lo reconoce y detecta

Cuando un lunar tiene un aspecto distinto a los habituales, se debe consultar inmediatamente con un especialista. Estas diferencias pueden ser reconocidas por la regla memotécnica del “ABCD”. A corresponde a Asimetrías en la forma del lunar; B a Bordes irregulares; C a Color Cambiante, y D de Diámetro del lunar o lesión (mayor a 6 mm).
El 60% de los melanomas se detectan por el ojo aguzado de un dermatólogo, el 10% de los diagnósticos se confirman por dermatoscopía pero siempre la validación final la dio la biopsia.

El melanoma en cifras

  • Entre 2002 y 2009 se registraron 5395 casos de melanoma en el país.
  • El 50,7% de los pacientes fueron de sexo masculino.
  • La edad media de detección fue de 55,7 años para los varones y de 58,4 años para las mujeres.
  • La tasa de mortalidad por melanoma para ambos sexos para el período 2002- 2004 fue de 1,3 defunciones por cada 100 mil personas.
  • CABA y Chaco tuvieron las tasas más altas de decesos (1,0 y 1,2/100.000) mientras que Tucumán y Salta presentaron tasas mucho menores (0,4/100.000).

En el país, el cáncer de pulmón es el que causa más muertes

posted by:

En la Argentina, cada año mueren sesenta mil personas a causa de algún tipo de cáncer y otras 200 mil descubren que se han enfermado. El cáncer es la principal causa de muerte entre los adultos que tienen de 40 a 64 años.

Los datos forman parte del primer informe que realizó el Instituto Nacional del Cáncer, elaborado en base a las estadísticas oficiales del año 2008.
De acuerdo a esos números, el cáncer de pulmón es el que más muertes produce por año: 8.916 personas que representan 15,4 por ciento del total. Lo siguen el de colón-recto, 11,4 por ciento, y el de mama, 9 por ciento.

Pero el nivel de incidencia, es decir, el que más enfermos produce, es diferente: el cáncer de mama es el que más se diagnostica. Cada año, 18.172 mujeres descubren que sufren cáncer de mama. Estos casos representan el 17,8 por ciento del total.

Al cáncer de mama, lo siguen el de próstata, con 13,1 por ciento, y el de colon-recto, con 10,51 por ciento.

El próximo 11 de septiembre el Instituto Nacional del Cáncer, que depende del Ministerio de Salud de la Nación, cumplirá su primer año. En este primer informe, el INC destacó que de las más de 300 mil muertes que se producen en el país por algún tipo de enfermedad, el 20 por ciento corresponden a personas que sufrieron tumores “malignos, benignos o inciertos” en el Sistema Nervioso Central. (Clarin.com 8/9/2011)