Date
Breast Cancer Ribbon

Posts Tagged ‘Estudio’

Logran identificar 10 subtipos diferentes de cáncer de mama

posted by:

Una veintena de científicos de las Universidades de Cambridge (Reino Unido) y British Columbia (Canadá) lograron identificar diez subtipos de cáncer de mama, así como algunas de las diferencias genéticas y moleculares entre unos y otros.

El estudio, cuyas conclusiones publicó ayer la revista científica Nature, consistió en analizar el ADN de 2.000 tumores mediante la tecnología más moderna de rayos X, durante cinco años.

“El cáncer de mama no es sólo una enfermedad, sino diez enfermedades distintas, realmente diferentes entre sí desde un punto de vista clínico y biológico, ya que en ellas intervienen distintos genes. Esto supone una perspectiva completamente nueva de mirar al cáncer”, explicó el investigador principal del estudio, el portugués Carlos Caldas, de la Universidad de Cambridge.

Además, los investigadores hallaron varias docenas de genes involucrados en el cáncer de mama desconocidos hasta ahora, que podrían servir como diana para nuevas terapias en el futuro.

“Pudimos identificar genes que eran muy abundantes en un tipo de tumor, pero que estaban prácticamente ausentes en otros tipos”, añadió Caldas.
En su opinión, el hallazgo sobre estos genes y de las clases de tumores en las que están involucrados servirá para elaborar tratamientos personalizados —consistentes en evaluar factores como la información genética, los antecedentes familiares y la historia clínica del paciente— para cada tipo de cáncer de mama.

Sólo en uno de los diez subtipos identificados, los científicos hallaron una presencia significativa de un gen hereditario, denominado BRIC1, que predispone al cáncer de mama.
Además, entre los diez subtipos descubiertos, uno desconocido hasta ahora llama la atención de los investigadores, ya que todos los indicios apuntan a que el sistema inmune es capaz de reconocer la presencia de la enfermedad y trata de combatirla.

“En este caso observamos una actividad interesante de los linfocitos, lo que sugiere que el sistema inmune probablemente reconoce estos tumores y reacciona contra ellos”, detalló el investigador.

“Si pudiéramos averiguar por qué en estos tumores el sistema inmune se activa, podríamos intentar hallar formas por las que estimularlo para combatir otros cáncer de mama”, afirmó Caldas.

Hasta ahora, las investigaciones de este tipo de cáncer se encontraban en un estado muy inicial.

Científicos argentinos descubrieron qué proteína agrava el cáncer de mama

posted by:

Científicos argentinos del CONICET lograron identificar un nuevo agravante del Cáncer de mama de la mano de una proteína. Se llama ErbB2 y puede viajar hasta el núcleo de las células enfermas y disparar una descontrolada proliferación celular, contribuyendo a una metástasis.

Los investigadores ya habían comprobado este mecanismo in vitro y en ratones y, ahora, el estudio en humanos arrojó el mismo resultado.

Es una de las enfermedades más temidas, por lo silencioso de su aparición y lo sigiloso de su avance. También, claro está, por los números que ilustran su impacto en la población mundial a lo largo de la historia. En Argentina se producen al año unos 206 nuevos casos de cáncer cada 100 mil habitantes.

Sin embargo, desde hace algunos años, ha comenzado a dejar de ser un tabú en la sociedad, fundamentalmente gracias a las posibilidades no sólo de curarse, sino también de no enfermarse. En este sentido, la ciencia se erige como parte fundamental de la búsqueda por desentrañar los mecanismos mediante los cuales, en determinado momento, células anormales comienzan a multiplicarse hasta dar lugar a un tumor.

Y es aquí donde aparece el equipo de Patricia Elizalde, investigadora del Conicet en el laboratorio de Mecanismos Moleculares de Carcinogénesis del Instituto de Biología y Medicina Experimental (IBYME), que a finales de 2010 descubrió el singular papel que cumple una proteína llamada ErbB2 en los casos de cáncer de mama, cuando se traslada al núcleo de las células malignas y dispara la expansión tumoral.

Aquellas conclusiones se volcaron entonces en una publicación de la revista Molecular and Cellular Biology, a la que recientemente le sigue otra que refleja el importante avance alcanzado en un nuevo estudio de 2011: mediante pruebas a pacientes, el equipo de trabajo pudo confirmar la relevancia clínica de aquel primer hallazgo.
Para comprender el tema de estudio de Elizalde y sus colaboradores, sirve repasar el intrincado proceso por el cual las células reciben información de todo el organismo mediante unos componentes llamados receptores -entre ellos, el ErbB2- que son proteínas que actúan como una especie de antena que capta los datos que vienen de “afuera” y los envía al interior de la célula.

En una persona sana, el ErbB2 permanece anclado en la membrana celular y, cada cierto tiempo, se ocupa de darle una señal a la célula para que se multiplique de manera ordenada, y luego otra para que se detenga.

En el hallazgo anterior, el grupo descubrió que en células de cáncer de mama en ratones, el ErbB2 se mueve desde la membrana hasta el núcleo y, una vez allí, ordena una descontrolada multiplicación celular.

En el segundo trabajo, quisieron comprobar la importancia clínica de encontrar eso mismo en tumores en humanos. Sus hallazgos mostraron que la presencia nuclear de ErbB-2 es un indicador de menor sobrevida: hasta ahora, en biopsias de cáncer de mama sólo se estudia el ErbB-2 localizado en la membrana, lo cual es una señal de mal pronóstico.

Las conclusiones de este grupo evidenciaron que la presencia nuclear de ErbB-2 es también un factor independiente de menos posibilidades de curación.
Con la colaboración de patólogos y oncólogos chilenos, el grupo realizó estudios con biopsias de 346 pacientes, tras los cuales confirmó que la localización de ErbB2 en el núcleo efectivamente se corresponde con un peor pronóstico.

“Desarrollamos un protocolo de identificación, y los resultados nos permitieron trazar una correlación entre la presencia del ErbB2 en el núcleo con una menor sobrevida de las mujeres en las que se lo detectaba, que tienen menos chances de responder a las terapias”, precisa Elizalde.

“La idea es lograr inhibir la entrada de este receptor al núcleo, para que no estimule la división celular. Lo importante es seguir avanzando en las pruebas clínicas, y encontrar un partner con alguna industria farmacéutica”, remarcó.

El trabajo, publicado a comienzos de este año en la revista de BMC Cancer, fue financiado por el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva, la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica, el Conicet, y la Fundación Susan Komen for the Cure de Estados Unidos.

Aspirina: ¿buena contra el cáncer?

posted by:

Tres nuevos estudios se sumaron a la creciente evidencia científica que sugiere que tomar una dosis diaria de aspirina puede ayudar a prevenir, y posiblemente tratar, el cáncer.

Investigaciones previas habían hallado que una aspirina al día reduce el riesgo de muerte por esta enfermedad a largo plazo, pero hasta ahora eran inciertos los efectos más inmediatos, al igual que el potencial de la medicina en pacientes ya diagnosticados.

Los nuevos estudios, dirigidos por Peter Rothwellde la Oxford University del Reino Unido, hallaron quela aspirina también tiene un beneficio a corto plazo en la prevención del cáncer, y que eso disminuye entre un 40 y un 50% la probabilidad de que los tumores se expandan a otros órganos.

“Estos resultados se suman a la recomendación de usar aspirina para prevenir el cáncer, particularmente si las personas corren mayor riesgo”, dijo Rothwell.
“Quizá lo más importante es que, además, elevan la posibilidad de que la aspirina sea efectiva como tratamiento adicional contra el cáncer, para prevenir la expansión de la enfermedad a órganos distantes”, añadió.

Esto es muy importante porque es ese proceso de diseminación del cáncer, llamado “metástasis”, lo que suele provocar la muerte de las personas con la enfermedad, explicó el experto.

La aspirina, originalmente desarrollada por Bayer , es un medicamento económico de venta libre generalmente usado para combatir los dolores corporales o reducir la fiebre.
El fármaco disminuye el riesgo de que se formen coágulos en los vasos sanguíneos, por lo que protege contra los ataques cardíacos y los accidentes cerebrovasculares (ACV). Por ello, suele recetarse a las personas que ya padecen enfermedad cardíaca y han sufrido uno o más infartos.

La aspirina también aumenta el riesgo de sangrado estomacal en un paciente cada 1.000 al año, un factor que ha generado un fuerte debate sobre si los médicos deberían aconsejar a los pacientes a tomarla tan regularmente como una vez por día.

El año pasado, un estudio de investigadores británicos cuestionó el uso diario de aspirina para reducir el riesgo de muerte prematura por ataque cardíaco o ACV dado que señalaron que el aumento del riesgo de hemorragia interna superaba el posible beneficio.

Otros estudios -incluidos algunos de Rothwell del 2007, 2010 y 2011- hallaron que una aspirina al día, incluso en una dosis baja de alrededor de 75 miligramos, disminuye el riesgo a largo plazo de desarrollar ciertos cánceres, sobre todo de vejiga y esófago, aunque los efectos no aparecen hasta ocho o 10 años después de comenzar el tratamiento.

Rothwell, cuyos nuevos estudios fueron publicados en las revistas The Lancet y The Lancet Oncology, dijo que esta demora se debía a que la aspirina previene el desarrollo muy temprano de cánceres y que hay una gran brecha de tiempo entre ese estadio y la aparición de signos o síntomas de la enfermedad en un paciente.
Según Rothwell y otros expertos, ahora se necesitan más estudios sobre la aspirina como posible tratamiento para el cáncer en pacientes cuya enfermedad aún no se ha diseminado.

“Ningún medicamento ha demostrado antes prevenir la metástasis distante y por eso estos hallazgos deberían hacer que futuras investigaciones se focalicen en este aspecto terapéutico crucial”, dijo Rothwell.

Peter Johnson, jefe clínico de la entidad benéfica Cancer Research UK, indicó que su grupo ya estaba investigando las propiedades de la aspirina contra el cáncer. “Estos resultados muestran que estamos en el camino correcto”, manifestó.

Descubren cómo actúa una proteína clave en la leucemia linfática crónica

posted by:

Investigadores del Instituto de Investigación Vall d’Hebron, de Barcelona, han descubierto el mecanismo que explica por qué la presencia de la proteína ZAP-70 condiciona el pronóstico de la leucemia linfática crónica y han determinado su papel como clave para una posible diana terapéutica contra esta enfermedad cuando progresa.

Según informa el centro investigador, el estudio que ha sido publicado en la última edición de revistaBlood, supone un escalón más hacia el conocimiento de la enfermedad, al tiempo que abre la puerta a posibles nuevos tratamientos.
Este hallazgo, liderado por el grupo de investigación en Hematología Experimental del VHIR, «determina tanto la posibilidad de que esta proteína pueda ser una clara diana para el diseño de fármacos como la utilidad del uso de anticuerpos monoclonales contra estas moléculas de adhesión, presentes en la membrana de los linfocitos y que contribuirían a frenar la progresión de la enfermedad», explica el responsable del grupo investigador, Francesc Bosch.

«Nuestro estudio establece claramente la importancia de la proteína ZAP-70 como marcador que diferencia los enfermos de mal pronóstico de los que tienen una evolución más favorable y marca que la causa de esta diferencia radica en la presencia de moléculas de adhesión a la membrana de las células, responsables de la más rápida diseminación de este tipo de leucemia», añade. DIARIO ABC DE ESPAÑA